Mi loft en Coruscant

Mi loft en Coruscant

lunes, 15 de junio de 2009

ORGULLO GAY EN MURCIA

Que Murcia era una ciudad abierta ya lo sabíamos, pero que por fín vaya a dedicar nada más y nada menos que cuatro días a la celebración del orgullo gay de éste año, nos llena de eso, Orgullo. Aquí podeis leer la noticia aparecida en La Verdad, dónde informan bastante ampliamente del evento: del dónde y el cómo, porque del porqué es precisamente de lo que quiero hablar yo hoy.
Para empezar a entender la cosa no teneis más que dedicar un minuto de vuestro tiempo a leer los comentarios que provoca la noticia en las gentes de buena voluntad de nuestra ciudad. Ya va por 103 comentarios, algunos normales, la mayoría me pone los pelos como escarpias. Me sigue dando miedo. Ese rencor, ese odio africano, ese invocar a Dios y a proteger a los niños...
Me resulta dificilísimo de entender. ¿De verdad resulta tan complicado de entender? ¿Es tan incomprensible que queramos celebrar que cada día que pasa somos y podemos ser más visibles? ¿El que estemos orgullosos de ello?
Llegar aquí no ha sido nada fácil. Algunos no hemos hecho casi nada. Es más, pensándolo bien hemos sido bastante cobardes. Nos ha costado sangre sudor y lágrimas salir del armario. Lágrimas sobre todo. El que más y el que menos tiene decenas de historias que contar. Historias tristes, de noches interminables sin dormir buscando una solución, intentando encontrar la razón por la que éramos diferentes, por la que éramos peores, la razón por la que se nos había arruinado la vida. Por la que las cosas más sencillas del mundo se nos negaban. Para muchos fué un sufrimiento casi interminable. Tienes tan interiorizados los estereotipos, los prejuicios, el odio. A muchos nos ha costado horrores dejar de odiarnos a nosotros mismos.
A lo mejor aún no lo hemos conseguido del todo.
Cuando por fín pones el pie en pared y te plantas. Te quitas la careta. Ese día sientes que empiezas a vivir. A vivir como quieres. Tienes que aprender, sí. Aprender a amar (muchos hemos tenido nuestro primer amor ya de adultos) , aprender a dar un beso por la calle sin ponerte nervioso ni mirar a los lados. A apoyar la cabeza en el cine en su hombro sin sentir que todos te miran. A caminar abrazados por la noche, sin mirar atrás por si alguien puede venir por detrás. A no ver un skinhead en cada boca de metro...
Nos queda un larguísimo camino, los comentarios son la mejor prueba. Seguimos siendo sospechosos de ¿vicio? ¿de verdad?
Estoy muy orgulloso de quien soy. Pero más orgulloso todavía de mis amigos. De los más jóvenes que han tenido la suerte de tenerlo un poquito más fácil, y que cada día me demuestran lo natural que puede ser todo.... De algunos más mayores, que lo han tenido jodidamente dificil, y que a base de honradez, sinceridad y lealtad han conseguido componer los pedazos en los que se había destrozado su vida por culpa de la maldita oscuridad.... Orgulloso de los que como yo fuímos cobardes, y orgulloso de los que fueron valientes y nos ayudaron...Orgulloso de todos y cada uno de los que salgamos ese día a celebrarnos, a querernos, a enseñarnos...
Allí nos vemos,


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Allí nos veremos

mogkumo dijo...

Que no te lea el travelclú, que no vaya el pobre a tener que salir del armario, después de leerte, el mismo día que le echan de la academia...

Skywalker dijo...

Anónimo, dí que sí, que yo sé que tu eres muy de una carroza.. ;D

Moggi, pobre travelclú, y quemocionante como sarrancao al final con el quilinmichofli.. los pelo comoscarpias...

coxis dijo...

Amén, hermano

TB97 dijo...

Muy muy bien escrito!

Skywalker dijo...

coxis, a ver si nos tomamos una cervecilla, que ya va siendo hora... :D

TB, tú que me lees con buenos ojos... a tí tb te emplazo a una cervecilla, pero en el orgullo de Madriz.... que no nos vemos hace años ya.

R2D2 dijo...

Hola sky: nada que añadir a tu excelente post.
Genial que te hayas decidido a sacar un link para los últimos comentarios.
BESIKOS.

Skywalker dijo...

R2, por lo que veo ya no funciona bien lo de los últimos comentarios, que el tuyo no ha salido...