Mi loft en Coruscant

Mi loft en Coruscant

martes, 3 de marzo de 2009

SIN TACONES NO ME PONES

Que no puede ser, hombreya! Que uno salga para un ratico el viernes y acabe de fin de semana en la playa y regrese el domingo con los mismos ropajes puestos. Que hay que madurar ya. Así que sin falta, en diez o doce años me pongo seriamente a buscar marido y una estabilidad que ahora NO me apetece nada, porque hay que ver lo bien que se lo puede llegar uno a pasar, madre.
El viernes, comenzó la cosa en El Picú, que es una cosa que hace nada era indie radical y que el viernes era salsero y bachatero, con personaje cantarín y todo, lo que nos hizo huir de estampida, no sin antes bebernos unas cuantas cervezas a ritmo de Bachata. De lo rápido que ibamos, casi nos pasamos, pero no, paramos en el porquesí, y ahí ya si dejamos las carteras en la barra para que JC fuera cogiendo el dinero que fuera necesitando de acuerdo a los gastos desaforados de copas que llevábamos, que nos bebimos hasta el agua de los floreros. Muy dromedario todo. Después de una breve visita al Suite 40 nos fuímos corriendo a Gothica, que había la muy fastuosa fiesta "Sintaconesnomepones", que como os podeis imaginar es una cosa muy hetero y muy de señores de cincuenta años y empleados de banca. Aquí no quiero yo explayarme mucho ya, pero tuve varios momentos con la boa de plumas y con los pezones de un animador que quedarán en la retina de todos los asístentes a la fiesta durante al menos quince años.
Así, y después de que intentaran echarnos de todas las formas posibles y sin resultados, decidimos irnos cuando ya estaban fregando el suelo y quedábamos las limpiadoras y nosotros. Como era temprano (... sin comentarios) decidimos irnos a Reset. Novedosísimo after no recomendado para todos los públicos, pero sí para nosotros. Allí ya pasamos de hacer amiguitos a intimidades más íntimas, pero nada así que vaya a tener muchas consecuencias. Lo de siempre, vamos.
Ya avanzado el sábado y con una temperatura primaveral, hicimos lo único sensato que podíamos hacer (sensato en Las Vegas, claro) que era irnos a pasar el día a la Manga, con su playa, sus bares y sus cosas. De donde volvimos el domingo ya bien entrada la tarde. Claro. No fuera a ser que se nos hubiera hecho corta la noche, claro.
Y había que vernos haciéndo futuros planes para continúar la cosa, que nos había sabido a poco, oyes.
Marijose, estoy muy nerviosa

7 comentarios:

miguel dijo...

¿cuando me vas a invitar a un finde de esos?no te imaginas la falta que me hace una desconexión total de la realidad

mogkumo dijo...

Virgen santa, me he cansado sólo de leerlo...

Skywalker dijo...

Miguel, estás invitadísimo... cuándo quieras organizamos... ;)

Moggi, sólo hay que tener actitud.... :D

Anónimo dijo...

Reset?, vaya, gracias, otro sitio a los que acudir... todavía recuerdo cuando te veía en El Baile... qué tiempos aquellos...

Skywalker dijo...

Cómo echamos de menos el baile, anónimo... pero Reset está ahora en Cartagena, no es el Reset de La Manga...

Anónimo dijo...

Ah, pos tendré que pedir a mis colegas de Ctg que me lleven, que no me sacan del Porquesí y del Budabú ese cada vez que me llevan a tu ciudad (venga vale, y a ver al Biolay y a la Terremó pero eso son otras cosas y otras historias...)
Pos ya nos vemos por esos sitios de perdición entonces...

juan carlos dijo...

joder que dia tan aburrido...me ajunto con miguel a un dia tan tan aburrido.....
lo de sintaconesnomepones mepone.